Visitas

Sant Mateu, Morella, Peñíscola y mucho más ...

SANT MATEU

Sant Mateu, en Castellón Costa Azahar, y capital histórica del Maestrat, es testigo de un importante pasado que se adivina en cada rincón de su casco urbano, declarado Bien de Interés Cultural, o en su Plaza Mayor. Conventos, palacios iglesias, murallas, santuarios y museos acercan al visitante al conocimiento del patrimonio cultural y natural, que ofrece innumerables actividades de esparcimiento en contacto con el entorno. La huella medieval de las órdenes militares ha quedado impresa en la estructura de la trama urbana, e incluso la sólida torre campanario de la iglesia fortaleza arciprestal ha continuado de vigía al paso de los siglos.

Sant Mateu es un cruce de caminos entre La Plana y els Ports, entre Valencia y Barcelona. Incluso entre las playas de la costa y el interior montañoso de la provincia de Castellón. Conjuga la tranquilidad de sus tierras con la historia de su villa, a la vez que ofrece al visitante ricas experiencias para los sentidos. Nos referimos a sus olivos milenarios, cientos de ellos invaden la zona norte de Castellón, a la riqueza de los vinos que aquí se crían, a la cultura musical y de bailes típicos locales, a la huella de las órdenes templarias que tanta importancia tuvieron siglos atrás en la población, a su iglesia arciprestal, …

Desde Sant Mateu tenemos a media hora de camino los dos pueblos con más encanto de la provincia de Castellón: Peñíscola y Morella. Son de visita obligada si vienes a conocer las tierras de Castellón y Sant Mateu está a mitad camino entre las dos.

¿Por qué alojarte en Sant Mateu para pasar tus vacaciones?

Por su tranquilidad
Por su inmejorable situación geográfica para visitar Peñíscola y Morella. Las mejores playas y una de las ciudades con más encanto de España a media hora de camino.
Por su envidiable orografía y parajes naturales, que ofrecen al visitante un mar de sensaciones a experimentar.
Por las experiencias gastronómicas y vitivinícolas que te podemos ofrecer.
 

MORELLA

Morella tiene innumerables razones para ser visitada. Todas las civilizaciones -íberos, celtas, griegos, romanos, cartagineses y árabes- han dejado huellas a su paso por la capital de la comarca de Els Ports, donde se han encontrado, además, restos neolíticos, de la Edad del Bronce.

La ciudad se erigió a los pies de su castillo y rodeada por una recia muralla. Su privilegiado enclave, sus calles porticadas, sus casas solariegas, sus mágicos rincones y un rico patrimonio cultural son algunos de los motivos que la han hecho merecedora de la declaración de Conjunto Histórico Artístico.

Estas tierras estuvieron habitadas hace unos 60 millones de años por los grandes dinosaurios, ahora aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad.

 

PEÑISCOLA

La situación del municipio, entre el mar Mediterráneo y la Serra de Irta, proporcionan al visitante una gran variedad de ambientes entre los que escoger. Su casco antiguo conserva las huellas de su pasado más remoto, ligado al Pontífice Benedicto XIII, el llamado Papa Luna, y da fe de la importancia de la ciudad en la majestuosidad de su castillo-fortaleza.

 

Como complemento y contraste al casco antiguo, se puede pasear por el cuidado paseo marítimo y las avenidas de la zona turística. Todo ello acompañado de extensas playas hacia el norte y acogedoras y recoletas calas que se suceden hacia el sur, al abrigo de la imponente Sierra de Irta.

¿Quieres recibir mas información?

Escribenos ahora sin ningún compromiso
Contactar